Uno de los principales recursos que poseemos en España es el Sol, somos uno de los países con mayor cantidad de horas de Sol e irradiación de Europa. Esto hace que nuestro país sea el lugar idóneo para la producción eléctrica mediante energía solar fotovoltaica.
Las instalaciones fotovoltaicas convierten la irradiación del sol en energía eléctrica para satisfacer la demanda del consumidor. Estas instalaciones pueden ser:
Instalación fotovoltaica aislada: El cliente no está conectado a la red eléctrica y produce su propia energía con total independencia.

Instalación fotovoltaica con conexión a red: El cliente utiliza la instalación fotovoltaica exclusivamente para vender la energía a la red, siendo este método poco utilizado debido al bajo precio del kW vendido.

Instalación fotovoltaica para autoconsumo: El cliente esta interconectado a la red eléctrica y a la instalación fotovoltaica, siendo esta última la que se utilice preferentemente. Este tipo de instalación, aunque es la más atractiva, está teniendo mucha polémica por los trámites y costes, por parte de la administración central, recogidos en el nuevo borrador de Junio del 2015 sobre autoconsumo.

En ENEVIA queremos que nuestros clientes puedan obtener un ahorro económico en la factura eléctrica con nuestros productos fotovoltaicos, y así evitar la emisión de CO2 u otros gases contaminantes a la atmosfera. Por ello hacemos que nuestras instalaciones sean:

PRODUCTIVAS
Los módulos fotovoltaicos con los que trabajamos son de primeras marcas, ofreciendo un alto rendimiento que conjunto al resto del sistema hace que la instalación sea de alta calidad.

RENTABLES
Debido a las continuas subidas de la factura eléctrica y a la nueva modalidad de autoconsumo, trabajamos en el diseño de cada instalación para que se adapte a sus necesidades y sea amortizable.

FACIL INSTALACIÓN
Los módulos fotovoltaicos se instalan en su cubierta de manera fácil, y con una conexión segura de la instalación a su cuadro eléctrico.

Jose Casamichana
Ingeniero Eléctrico